7 cosas que debes saber cuando desarrollas un pequeño sitio corporativo

Hoy en día, todas las empresas necesitan tener presencia en Internet. No solo será la cara visible de la compañía en la red, así como una tarjeta de visita para proporcionar a los visitantes información sobre cómo ponerse en contacto con la empresa, sino que es capaz de transmitir con unas cuantas palabras y unos cuantos elementos de qué trata el negocio. Dada su importancia, te mostramos las 7 cosas que debes saber a la hora de desarrollar un pequeño sitio corporativo.

Utiliza un constructor de sitios web

Si cuentas con un presupuesto más que reducido, lo mejor para ajustar costes es utilizar un constructor de sitios web. Hay muchos disponibles en Internet que te proporcionan herramientas senciilas y fáciles de utilizar que no requieren conocimientos de diseño web, ni siquiera de HTML. Elige siempre alguno que te ofrezca una vasta variedad de plantillas donde poder escoger. ¿Para qué? Para que puedas elegir aquella que más se adapte a tu tipo de negocio. Recuerda, tu sitio web será como un escaparate, solo que con una mayor oportunidad de atraer a más visitantes. Busca aquellos constructores que mejor se adapten a tu estilo de trabajar y aquellos que más beneficios te otorguen y no dudes en construir con él tu sitio web.

Menos es más

Los sitios más eficaces son aquellos que consiguen captar tu atención y te lo ponen fácil. El uso de grandes imágenes, encabezados, párrafos cortos, fuertes llamadas a la acción, migas de pan y demás, es la mejor manera de mantener a tus visitantes en tu página web. Nadie está dispuesto a desplazarse a través de páginas y páginas de texto. De hecho, el CEO de Chartbeat, Tony Haile, dice que, por norma general, el 55% de los visitantes están en tu página web alrededor de 15 segundos.

Crea tu contenido creativo

El debate en torno a la cantidad de contenido que debes agregar en tu página web es un spin-off del punto anterior. ¿Nuestro consejo? Sé directo y original respecto a tu contenido. Debes tener en cuenta que los principales motores de búsqueda aman el contenido relevante y nuevo, así que no hace falta que te digamos que debes mantener una asiduidad en la creación de contenido. Por ejemplo, si tu página web cuenta con un blog, mantenlo actualizado con entradas de manera habitual. Si no puedes mantener un ritmo constante, es mejor que elimines el blog. Si por el contrario cuentas con una tienda online, procura que las ofertas que hayan expirado sean eliminadas.

SEO y Analytics

Como te hemos explicado anteriormente, si tu contenido se actualiza constantemente e incluye palabras clave relevantes para tu negocio, es decir, como quieres que los visitantes te encuentren (palabras clave SEO), es más propenso a tener un puesto más alto en el ranking de Google y en otros motores de búsqueda. Esto significa que, cuando un usuario busca, por ejemplo, "mesas de madera baratas", y esta es tu especialidad y cuentas con una página de producto buena y actualizada, aparecerá en una posición más alta en los resultados de búsqueda. El objetivo principal es posicionarse en la primera página, pero se necesita tiempo para llegar ahí. Tan pronto como lances tu sitio, habitúate de utilizar herramientas de rendimiento como Google Analytics para medir inmediatamente lo que está funcionando y lo que no.

El responsive es un must-have

Según las últimas estadísticas de comScore, el 80% de los internautas poseen un smartphone, por lo tanto, el marketing móvil es esencial. La mayoría de los consumidores también acceden a los sitios webs mediante un dispositivo móvil o una tablet. Esto significa que es imprescindible que tu web sea responsive para que, aquellos posibles clientes potenciales que acceden a tu web mediante un dispositivo móvil, tengan la misma experiencia que aquellos que acceden a través de un PC. Además, tener un sitio responsive también afecta positivamente en el SEO.

Venta online

La compra de enlaces, las tiendas online, y otras opciones para hacer dinero en tu sitio web pueden allanar el camino hacia la rentabilidad. Hay muchos constructores de sitios web que incluyen la posibilidad de implementar una tienda electrónica básica, mientras que otros la incluyen en sus paquetes premium. Estos constructores de sitios no suelen ser muy caros y si tienes idea de vender algo en la web, ¿por qué no dejarte algo de dinero?

Personalización a tope

Mientras que los constructores de sitios webs son perfectos para la mayoría de pequeñas empresas, si necesitas un sitio más complejo, lo mejor es utilizar un gestor de contenidos (CMS). Los CMS son fáciles de personalizar, pero si aún así no eres capaz de llevarlo a cabo, lo mejor es que consultes con un profesional de diseño y del desarrollo web.

Recuerda, tu sitio web es una herramienta de marketing esencial más poderoso que cualquier folleto o regalo de promoción (bolígrafos, cuadernos, calendarios de escritorio, mecheros, etc.) que se te ocurra.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.