Cómo hacer el mapa de un sitio web

Antes de ponernos a escribir el código tenemos que definir nuestras necesidades. Para ello, debemos plantearnos las siguientes preguntas:

  • ¿Quién va a mirar nuestro mapa del sitio?
  • ¿Cómo de portable debe ser el código?
  • ¿Qué posibilidades de configuración debemos ofrecer a sus futuros usuarios?
  • ¿Bastará con crear el mapa o necesitaremos alguna funcionalidad adicional?

Ahora reflexionemos. La primera pregunta determina la apariencia del sitio: si lo que queremos es ofrecer a los clientes una manera de revisar una oferta de servicios, entonces la capa de presentación (layout) tiene que ser muy elaborada. Es decir: iconos de colores, visualización de una estructura jerárquica, posiblemente con algo de JavaScript que realice una animación cada vez que se despliegue una rama.

Por supuesto, nunca debemos olvidar que los clientes también querrán verlo ¿Pruebas realizadas en un solo ordenador con un solo tipo de navegador de Internet? En este caso las probabilidades de éxito de nuestro proyecto son bien pocas... Eventualmente podemos hacer uso de CSS en vez de HTML y del pesado JavaScript.

De paso hemos respondido también a la segunda pregunta. Sin embargo, si el programa ha de ser únicamente una herramienta más para uso propio, más que la riqueza de efectos visuales será importante la pulcritud del código que escribamos.

La pregunta sobre la portabilidad concierne no solamente al navegador del usuario, sino también al software instalado en el servidor. ¿Funciones obsoletas? ¿Variables globales? Hay que tener en cuenta que prácticamente todo, fuera de las funciones integradas en PHP y de código simple en HTML, puede provocar efectos imprevistos en ciertas condiciones. No quiero decir hay que garantizar el funcionamiento correcto del programa siempre y en todas partes, pero es bueno, por si acaso, realizar pruebas en varios entornos diferentes.

Podemos omitir la tercera pregunta si nuestro objetivo es el de crear un mapa para un solo sitio web de contenido variable. Sin embargo, si el script ha de ser utilizado en varios servicios web y para varios fines, mientras escribamos el código deberemos tener en cuenta ciertas cuestiones: por ejemplo, es siempre mejor utilizar rutas de acceso absolutas porque en otra máquina pueden existir archivos y directorios de nombres idénticos (un ejemplo muy frecuente es images para el directorio que contiene los gráficos).

Una idea muy buena es también la de agregar un filtro que permita limitar la visualización a archivos de ciertos tipos determinados, en particular si es posible adaptarlo fácilmente a condiciones cambiantes – basta invertir un poco más de trabajo para obtener algo valioso no sólo en el caso en que queramos que el script sea accesible para los demás, sino también cuando tengamos que regresar a él después de una larga temporada de trabajo en otro proyecto.

Pero regresemos a nuestras preguntas: dar respuesta a la última no es nada fácil. Al principio un mapa ordinario puede parecer perfecto, pero después de cierto tiempo las necesidades cambian. Tomemos como ejemplo un mapa que sirve para presentar la estructura del sitio a los visitantes. Su objetivo principal es presentar de manera conveniente las páginas disponibles en un servicio. Sin embargo, con el tiempo, a medida que el sitio web va creciendo, la descripción de cada uno de los archivos va haciéndose cada vez más importante. Por ello, puede ser aconsejable utilizar una base de datos con las rutas de acceso como claves.

Después de exponer estas cuestiones, que son absolutamente esenciales, ha llegado el momento de revelar de qué manera yo mismo abordé este problema. La primera versión del script no fue más que un simple ejercicio de PHP: no quería hacer nada más que mostrar el contenido de un directorio. Después de publicarla en el año 2002 en diferentes servicios web que trataban de scripts, recibí diversas sugerencias. Eliminé errores, añadí ciertas funcionalidades, logré hacer el código más transparente. De esta manera aprendí en primer lugar a pensar, y solamente después escribir.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.