CSS práctico

En los orígenes de la Web y en sus primeras versiones, HTML era un lenguaje fácil de aprender y muy reducido en cuanto a sus tags y estructura. Estamos hablando de los años 1990 al 1993. Todo cambió cuando empezaron a surgir los primeros navegadores que eran capaces de representar recursos gráficos como añadido a la información textual.

Así, el número de sitios web comenzó a crecer y con él, el número de tags que la especificación HTML contemplaba. El objetivo era construir sitios web cada vez más atractivos visualmente hablando, con lo que HTML debía incluir nuevos tags destinados a conseguir diversos efectos visuales.

Con todos estos cambios que la web había sufrido, nos encontramos con que un lenguaje que en sus inicios había sido "orientado a la estructura", ahora estaba totalmente "orientado a la visualización" (HTML 4 es la más viva representación de esta realida). Encontramos tags com <B>, <U> o <I> que definen estilos de visualización sin aportar nada a la estructura del documento representados.

Otro aspecto importante y que condiciona totalmente la estructura del documento es el uso del tag FONT. Con el uso de este tag podemos hacer que una zona que corresponde a la cabecera o título de una página, y que debería expresarse con un H1, pase ahora a estar definida mediante el tag FONT. Con este cambio se pierder totalmente la estructura del documento.

La realidad ahora es que el mayor número de los sites realizados con HTML 4 consiguen que el volumen de información de visualización sea muy superior al de la información verdaderamente relevante. Esto parece, cuanto menos precoupante.

Motivos por los que no podemos permitir que nuestros documentos publicados en la web pierdan su estructura:

  • La indexación por los buscadores es mucho más complicada (Google asigna un peso mucho mayor a una página que utliza H1 para definir sus secciones, que a los campos META del documento).

  • Se reduce la acesibilidad. Actualmente existen aplicaciones que permiten la lectura de páginas web como ayuda a los discapacitados (persona ciegas o con otras discapacidades). Si una persona discapacitada intenta acceder a una página sin una mínima estructuración, el resultado puede ser lamentable.

  • La estructura de la página y la información contenida en la misma es mucho más sencilla de mantener. Actualmente, ciertos aspectos del código HTML pueden hacer que una misma página tenga visualizaciones distintas en distintos navegadores. Estos herrores de diseño son dificilmente depurables cuando la página contiene una estructura de tags complicada y sin ninguna estructuración. Por otra parte, un cambio en un tipo de fuente supone el rediseño de todas las páginas de un site al tener que sustituir todos los valores para el tag FONT.

Todos estos problemas han sido seguidos muy de cerca por el W3C, el cual comenzó a trabajar en 1995 en CSS.

Principales características aportadas por CSS en contraposición a los elementos de visualización presentes en la especificación de HTML 4:

  • Estilo enriquecido. CSS permite la creación de documentos visualmente mucho más ricos que lo que HTML nunca permitirá. No en vano CSS está pensado única y exclusivamente para asistir al diseñador a la hora de dar estilo a un documento estrucuturado.

  • Fácil de utilizar. La utilización de hojas de estilo CSS hace que el diseñador pueda reducir sustancialmente su carga de trabajo al diseñar todo un site. Esto se debe a que CSS es capaz de centralizar ciertos efectos visuales que plasmemos en diversas secciones del site, en lugar de tenerlos diseminados por páginas y páginas del site.

  • Reutilización en múltiples páginas. Una hoja de estilo que recoja aspectos visuales comunes a varias páginas puede ser reutilizada en cualquier sección del site aprovechando dichos efectos ya definidos. De esta manera es sencillo generar un estilo general del web y mantenerlo así consistente para todas las páginas. Así, si deseamos modificar un estilo que es común a todo el site, sólo necesitaríamos modificar una línea de nuestro fichero CSS (con la aproximación clásica que ofrece HTML, deberíamos modificar todas y cada una de las páginas).

  • Reutilización en múltiples páginas. Una hoja de estilo que recoja aspectos visuales comunes a varias páginas puede ser reutilizada en cualquier sección del site aprovechando dichos efectos ya definidos. De esta manera es sencillo generar un estilo general del web y mantenerlo así consistente para todas las páginas. Así, si deseamos modificar un estilo que es común a todo el site, sólo necesitaríamos modificar una línea de nuestro fichero CSS (con la aproximación clásica que ofrece HTML, deberíamos modificar todas y cada una de las páginas).

Figura 1. Hoja de estilos personal
Figura 2. Hoja de estilos personal
Ejemplo 1. Fichero personal.css
a {
color: white; background-color: black;
}
  • Reduce el tamaño del código HTML enviado. Al centralizar los estilos ya no es necesario la utilización de tags como FONT en todos los documentos del site. De esta manera se reduce considerablemente el tiempo en que tarda en cargarse el código de una página.

  • Nos prepara par el futuro. Debemos ser conscientes que muchos tags como FONT, BASEFONT, U, STRIKE, S, CENTER, han sido marcados por el W3C como "deprecated", es decir, que se desaconseja su uso ya que serán eliminados en un futuro de la especificación. De igual menera HTML retornará progresivamente a sus orígenes, volviendo a ser un lenguaje para la estrucuturación de información. Esta es la via de XML, cuya primera aproximaciés es el lenguaje de marcas XHTML.

Aspectos con los que CSS no se ha enfrentado en su primera especificación:

  • En CSS1 no se habla casi nada acerca de las tablas. Por ejemplo, según lo que se vé en la especficación parece evidente que se podrán definir márgenes para las celdas de una tabla (se pueden definir márgenes para todos los elemento), pero no es así. CSS2 introduce un nuevo conjunto de propiedades para la interacción con tablas. De hecho, la omisión del tratamiento de tablas en la primera especificación de CSS, intenta marcar que las tablas no son un elemento que se deba utilizar para disponer el resto de elementos en la página.

  • Así, para el posicionamiento de los elementos se deben utilizar estilos y no tablas. Aunque CSS2 tiene tres capítulos enteros dedicados al posicionamiento de elementos.

  • CSS1 no trata la posibilidad de disponer de fuentes descargables. Aunque CSS2 introduce algún aspecto sobre el soporte de fuentes, es un tema que no queda resuelto. Parece que será otros estandar como SVG (Scalable Vector Graphics), el que tendrá en su mano la solución.

  • En CSS1 no se definen los posibles medios de presentación de CSS, siendo la pantalla el único medio disponible. Con el fin de conseguir hojas de estilo que adapten su visualización al medio en que serán presentadas, CSS2 define el soporte para que se aplique una hoja de estilos u otra en función del medio seleccionado (screen, print o aural).

Implementaciones:

  • Las peores son las que realizaron en su dia "Microsoft Internet Explorer 3.x" y "Netscape Navigator 4.x".

  • Mejoraron en cierta medida su soporte con las versiones de "Microsoft Internet Explorer 4.x and 5.x".

  • Actualmente, el mejor soporte de CSS lo tiene Opera y Mozilla (en menor medida).

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.