El entorno de trabajo ideal para el desarrollo web

Los programadores solemos pasar por alto las cosas importantes que atañen a nuestro trabajo. Solo nos importa el código, las novedades del código, prácticas nuevas del código que podemos aplicar, plataformas para escribir código de manera eficiente, y si nos queda un ratito más, pues más código, ¿por qué no? Cuando, si de verdad queremos ser eficientes y productivos, existen otros aspectos que seguramente estés pasando por alto y que, aunque tú no lo creas, afectan a tu manera de programar. Con esto no estamos diciendo que los conocimientos sobre la materia no sean importantes, ni mucho menos. Si no conoces las prácticas y no tienes experiencia, de poco o nada sirven los demás aspectos. Estamos hablando de que, una vez reunidos los requisitos para codificar, existen factores que pueden alterar tu productividad.

Para codificar correctamente, estarás conmigo que hay que hacerlo de manera cómoda, y para ello pues, lógicamente, necesitamos de un entorno de trabajo ideal. En este artículo os hablaré de eso, de las características que debe cumplir tu entorno de trabajo para que seas mucho más eficiente y rindas más en menos tiempo. Lo dicho, si eres primerizo seguramente pases por alto estos consejos, pero si eres perro viejo como yo, sabrás que son importantes.

Antes que nada, que ya os conozco, no estoy diciendo que esto se tenga que cumplir a raja tabla, todo el mundo tenemos nuestras preferencias y si con ellas estás más cómodo, pues mucho mejor.

La importancia de la ergonomía

Hablemos de lo tangible, de lo que tocamos con nuestro cuerpo a diario. Empecemos con la silla, elemento fundamental para nuestro trabajo. Ya os hemos hablado de cómo hay que sentarse en ella, tranquilos, no volveremos a tocar el tema. Esta vez me basaré en su diseño.

Intentad que la silla tenga un buen respaldo que sea reclinable y que os llegue hasta la cabeza. Que cuente con reposabrazos y sobre todo que sea móvil, es decir, que os podáis mover con ella. Es muy molesto que os llame un compañero que tengáis al lado y os tengáis que levantar para unos pocos metros. Si tenéis dolores de espalda, tampoco está demás contar con un reposa-pies. Te corregirá la postura.

Para el teclado, soy muy fan de los teclados mecánicos. A mi parecer, te permiten teclear más rapido y tienes una mejor sensación al escribir. Si podéis probar uno, hacedlo y ya me contareís. En cuanto al teclado, con que sea uno que funcione a la perfección es suficiente.

Climatización

La temperatura del entorno de trabajo es un factor fundamental. Procura que el espacio cuente con un ambiente climatizado, es decir, ni demasiado caliente, ni demasiado frío. Sobre todo, aléjate de la fuente directa desde donde sale el calor/frío, aunque seas muy caluroso o friolero. Créeme, evitarás constipados y mal estar en general.

Nuestra mesa

Tu espacio de trabajo debe ser amplio. Para ello, lo mejor es tener una mesa grande donde apoyar los monitores y tener siempre a mano los archivadores con los requisitos de los proyectos, los posibles presupuestos, cheatsheets y demás documentación. Procura tener cerca el teléfono del trabajo en modo silencio, un calendario de mesa del año actual, una libretita de post-its y, muy importante, una calculadora. Estas cuatro cosas que parecen triviales, no lo son tanto en momentos de urgencia. Por cierto, hazte con un manos libres, no imaginas lo incómodo que es hablar con un cliente, con el teléfono entre el hombro y la cara para operar con las dos manos.

Iluminación

La mejor iluminación es la natural, así que coloca tu espacio de trabajo cerca de la ventana para poder iluminarte con la luz del día. Además, siempre es necesario un buen estímulo visual para ayudarnos a inspirarnos y motivarnos, y qué mejor estímulo que el paisaje que podemos contemplar desde nuestra propia ventana. En el caso de que no tengas opción, procura que la luz no sea ni demasiado fuerte ni demasiado oscura. Ya sabes lo que dicen: Las oficinas iluminadas levantan el ánimo, las oficinas oscuras mejoran la concentración. Hay que buscar un equilibrio.

Monitores

Sí, monitores, en plural. Si de algo estoy seguro es que, para el desarrollo web, es necesario tener dos monitores. Con esto no estoy diciendo que con un solo monitor no se pueda trabajar, solo que es menos eficiente. La principal razón por la que uso dos monitores es para colocar el código en una y la parte visual del desarrollo en la otra. Con esto me ahorro el tener que estar cambiando de pantalla cada vez que quiero ver un cambio reflejado en la web.

Conexión a Internet

Considero fundamental para programar el gozar de una buena conexión a Internet. Es el mayor aliado del programador y mediante esta herramienta podremos consultar cualquier duda que nos asalte. La mayoría de la gente se cree que los programadores somos algo así como un robot que tenemos toda la sintaxis y todas las resoluciones a todos los problemas sobre computación metidos en la cabeza. La comunidad de desarrolladores está ahí, y siempre que podamos, tenemos que ayudarnos de ella. Tampoco soy partidario de vetar las redes sociales, nunca se sabe quién te puede echar un cable...

Café y agua siempre a mano

Los que estéis acostumbrados a leer mis artículos, sabréis que mi principal fuente de energía es el café. Necesito el café para poder concentrarme y rendir al 100%, sin él no soy nada más que un machaca-teclas sin mente alguna. Tened siempre a mano una taza de café (si os gusta) o una botellita de agua. Hay que estar hidratados siempre, que la programación desgasta mucho.

Espero que os haya gustado el artículo y, con estos sencillos consejos, sepáis acondicionar vuestro entorno de trabajo. Como he dicho antes, creo que este es el ideal, al menos para mí. ¿Me ha faltado algo que mencionar? ¿Cuál sería vuestro entorno ideal?

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.