Flash ha muerto, larga vida a Flash

Pues sí, tal y como lo leeis. Hace dos días sus creadores, mediante un comunicado, firmaron su sentencia de muerte y ya es oficial: Flash... ha muerto. Pero con esto no estoy diciendo que todo lo que tenga contenido flash deje de funcionar inmediatamente, no. Solo que sus padres, sus principales desarrolladores, es decir, Adobe, en su comunicado instan a los usuarios a no utilizar Flash nunca más, para que optes por una solución más válida como es HTML 5. Primero Apple le dió un bofetón, más tarde Chrome, Twitch y Firefox lo dejaron para el arrastre, Youtube le dio la estocada final y por último, antes de ayer, sus padres decidieron enterrarlo. Y es que los tiempos han cambiado y HTML 5 se rige bajo estándares. Ya no tiene sentido utilizar software de terceros, para llevar acabo las funciones que realizaba Flash. Pero para que entendáis un poco mejor todo esto, vamos a remontarnos a los albores de Internet, justo al nacimiento de Flash, a finales de los años 90.

En la primigenia Internet no existía un estándar para embeber contenido multimedia. Adobe jugó un papel crucial innegablemente para que los sitios gozaran de un contenido más enriquecido mediante el lanzamiento de Flash. Para reproducir desde audios hasta vídeos; desde animaciones hasta banners de publicidad; desde juegos hasta webs interactivas... todo tenía que pasar por Flash para que se reprodujese de manera fiel. Eran buenos tiempos para el estándar de Adobe, pero como todo cuento de hadas, debe llegar a su fin, y este, en vez de tener el texto de "Fueron felices y comieron perdices..." cuenta con cuatro letras y un número: "HTML5".

La primera piedra hacia la construcción del abandono de Flash la puso ni más ni menos que Steve Jobs, el que fuera CEO de Apple. En 2010, Apple anunció que renegaba de la tecnología Flash en todos sus dispositivos, alegando que era una tecnología del pasado ya que se quedaba realmente corta en prestaciones para otro tipo de aparatos. Sobre eso afirmó: "La tecnología móvil trata sobre dispositivos menos potentes, interfaces táctiles y estándares webs abiertos, áreas donde Flash deja bastante que desear". Según el propio Jobs, no se trataba de una decisión basada en las relaciones empresariales, sino más bien en aspectos tecnológicos. Flash era una tecnología con propietario, Adobe, y según la filosofía de Internet, los estándares deben ser abiertos, y el software multimedia estaba muy lejos de cumplir esos requisitos.

Después fueron tres totems de Internet los que dejaron de lado a Flash este mismo año, allá por julio. Después de varios sucesos debidos a su escasa seguridad, los navegadores Firefox y Chrome y la plataforma de streaming de gameplays Twitch bloqueaban Flash en su funcionamiento. Y es que Flash ha sido (y es) un coladero de malware, convirtiéndose en uno de los componentes más inseguros de los últimos tiempos. Ya nadie dudaba en abrazar a HTML5 en detrimento del software de Adobe, aunque seguían aferrándose a ello al haber sido un componente fundamental en Internet. Pero como en la red, el éxito es efimero, Youtube le asestó la estocada mortal.

Al final fue Youtube el que dijo basta y abandonó, como muchos otros hicieron antes, Flash para pasarse al bando de HTML5. En sus razones, los desarrolladores de Youtube dictaminaban que Flash había envejecido fatal y que HTML5 les proporcionaba grandes funcionalidades que querían implementar en la herramienta. El hecho de poder reproducir vídeos en televisores de nueva generación, cambiar la resolución de los vídeos en consonancia a la calidad de la red, la retransmisión de partidas en vivo en las principales videoconsolas, el uso del Chromecast... Todo esto hizo que Flash fuese despedido de su buque insignia por la puerta pequeña. Y los motivos, la verdad, no eran para menos.

Antes de ayer, Adobe lanzó un comunicado en el que reconocía que Flash se había quedado obsoleto, y animaban a los usuarios a pasarse a HTML5, reconociendo que ellos mismos lo están haciendo. "Hoy en día, los estándares abiertos como HTML5 han madurado y proporcionan muchas de las capacidades con las que Flash comenzó. Nuestros clientes nos han comunicado que les gustaría que nuestras aplicaciones evolucionaran para soportar múltiples estándares y justo en eso estamos trabajando.", aseguran en el comunicado.

"Así que desde hoy anunciamos el lanzamiento de Animate CC, anteriormente conocido como Adobe Flash Professional CC, la cual será la herramienta de animación de Adobe para desarrollar contenido HTML5 sin dejar de apoyar la creación de contenido de Flash. Adobe Animate CC estará disponible a principios de 2016. Además, Adobe lanzará un reproductor de vídeo HTML5 para navegadores de escritorio, que complementarán el soporte de Adobe para HTML5, en dispositivos móviles.". Ya lo habéis leído, los últimos en sumarse al club de fans de HTML5 han sido sus creadores, Adobe. Y no de cualquier manera. Han anunciado la transformación de su programa estrella para crear animaciones basadas en Flash, Adobe Flash Profesional CC, el cual a partir de ahora se llamará Animate CC y que generará contenido en HTML5 y Flash, por supuesto.

En el comunicado también aprecian que HTML5 les ha ganado por goleada, y por eso emprenden un viaje de reciclaje. Un viaje que espero les salga bien.

Se nos va un grande de Internet. Flash ha muerto, larga vida a Flash.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
SIGUIENTE ARTÍCULO

¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.