Fuentes descargables

Uno de los mayores problemas que encuentran los diseñadores que comienzan con las páginas web es la aparente incapacidad de los navegadores de representar un juego suficientemente amplio de tipos de letra. Para que una fuente se vea en una página web se exige que el usuario la tenga almacenada en su disco duro. Dado que sólo podemos estar seguros de que el usuario tendrá unos pocos tipos de letra (Times, Courier, Verdana y Arial o Helvética, quizá Tahoma y Georgia), en general sólo se usan esos tipos.

Con la aparición de sus versiones 4.0, tanto Netscape como Microsoft intentaron poner fin a este problema. Ambos escogieron la misma opción: las fuentes descargables, que consisten en colocar los tipos de letra en unos archivos que se descarguen a la vez que la página, al igual que se hace con los gráficos. Desgraciadamente, sus implementaciones de esta idea son propietarias e incompatibles. Netscape apostó por los tipos PFR (Portable Font Resource) de la compañía Bitstream, mientras que Microsoft aportó su propio formato EOT. Además, Netscape dejó de soportar su solución en posteriores versiones de su navegador.

Formato PFR

Este formato fue creado por Bitstream y tiene las siguientes características:

  • Cada tipo de letra ocupa unos 15 Kbs de media
  • Se representan en formato de mapa de bits y con un efecto anti-aliasing muy logrado.
  • Es posible incluir en dicho fichero sólo los caracteres que vayamos a usar en lugar del juego completo, lo que nos puede permitir reducir mucho su tamaño.
  • No se pueden utilizar si no están en un único dominio predeterminado en el archivo.

Esta última característica nos puede permitir proteger nuestras fuentes para impedir que otros usuarios lo usen pero tiene algunos problemas significativos. Por ejemplo, el tipo descargable que ponemos como ejemplo sólo se podrá ver en una página situada dentro del árbol de directorios http://programacion.com. Ni siquiera puedes verlo en casa para diseñar la página. Un asco, vamos.

Creación

No existe (al menos que yo sepa), ningún programa gratuito que permita la trasnformación de fuentes TTF (las que tenemos en nuestros Windows y Macs) al formato PFR. Lo más parecido es la herramienta HexWeb Typograph 2.0, que no es gratis pero que tiene una versión de demostración de 30 días. Dicha versión no es completa, pues no incluye en el fichero resultado algunos caracteres, como puedan ser los dígitos o la z.

Enlace y uso

Para poder usar una fuente descargable hay que descargarla, claro. Para poder hacerlo se incluye en la página web una etiqueta que permita establecer una relación entre una página y otro objeto. Esta etiqueta es LINK. Un ejemplo de su uso es el siguente:

<LINK REL="fontdef" SRC="ejemplo.pfr">

El parámetro REL indica la relación entre la página y el elemento. En este caso, esta relación es fontdef, que indica que el objeto en cuestión contiene una definición de tipo de letra. Usando SRC podremos indicarle la dirección donde se halla nuestro tipo.

Una vez enlazada la fuente con nuestra página, sólo queda usarla como usaríamos cualquier otro tipo de letra. Por ejemplo:

<FONT FACE="ejemplo">Texto</FONT>

Formato EOT

Este formato no es más que una variación del archiconocido TrueType creado por Microsoft para ser utilizado junto a su navegador Internet Explorer de la versión 4.0 en adelante.

La principal mejora es que comprime los archivos de definición de fuentes de manera comparable al PFR de Netscape. Tiene también el pequeño problema del dominio, aunque al menos en este caso sí que podremos ver nuestras páginas desde el disco duro, ya que estas fuentes son las mismas que tenemos instaladas en nuestro sistema.

Creación

Microsoft proporciona gratuitamente una herramienta llamada WEFT (Web Embedding Fonts Tool), con la que podremos crear de manera sencilla todos los tipos EOT que queramos... ¿Todos? ¡No! Aún existen algunas fuentes que resisten, ahora y siempre, a ser utilizadas en nuestras páginas web. El formato TrueType permite prohibir que algunos tipos de letra sean utilizados fuera del ordenador en donde están instalados por medio de unos atributos incorporados al archivo. WEFT no convertirá esos archivos. Por suerte, también te indica previamente cuales son esos archivos antes de intentar la conversión, para evitar así disgustos innecesarios.

Enlace y uso

El Internet Explorer utiliza el sistema recomendado por el nivel 2 del estándar CSS para enlazar fuentes. Para enlazar el tipo de letra Georgia, como hacemos en este ejemplo, deberíamos escribir el siguiente código:

<STYLE TYPE="text/css">
  @font-face {
    font-family: Georgia;
    src: url(georgia.eot);
  }
</STYLE>

Por supuesto, al igual que con Netscape, para utilzarlo haremos lo mismo que haríamos con un tipo de letra normal, usando la etiqueta <FONT> u hojas de estilo en cascada.

Uso de tipos descargables en ambos navegadores

Dado que al Internet Explorer no acepta los atributos que utiliza el Netscape en la etiqueta <LINK> para leer sus fuentes descargables y Netscape aún no incorpora el sistema para leer fuentes del nivel 2 del estándar CSS, lo más sencillo será incorporar los dos en nuestras páginas.

Una vez enlazadas las fuentes, sólo tendremos que utilizarlas, cosa que ya hemos visto que se hace igual en ambos navegadores.

Este sistema, sin embargo, tiene dos problemas. Ya no merece la pena hacer el esfuerzo para los pocos usuarios que quedan de Netscape 4 y los nuevos navegadores como Opera, Safari o Mozilla no soportan fuentes descargables. La alternativa será utilizar gráficos o Flash si queremos que la página se vea igual en todos los navegadores o emplear el sistema de Microsoft ahora que tiene casi el completo monopolio de los navegadores.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
ARTÍCULO ANTERIOR

¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.