La pastilla roja: Análisis financiero del software libre

(-1-)Durante toda la década de los 90, la inversión tecnológica realizada por parte de las empresas fue de dos dígitos. Las empresas invertían en tecnología, en la cual veían como el fin de todos sus problemas. Sin embargo, cuando la ralentización económica llegó, las empresas optaron por congelar las inversiones tecnológicas y concentrarse sólo en aquellas que realmente ofrecieran la mejor solución a un problema en concreto. Así, en menos de tres años, se ha pasado de una situación en la que la empresa estaba al servicio de la tecnología, a una en la que la invesión tecnológica sólo es considerada si, realmente, ofrece un retorno meridiano, reduce los costes de una manera significativa o, bien, no tienen más remedio por las políticas de actualizaciones de las licencias.

La madurez de determinados mercados donde el incremento en la cifra de negocios no es tema baladí, hace que las empresas centren sus objetivos anuales en una reducción de costes más que en un incremento de los ingresos de la empresa. Las diferentes posibilidades que se tienen en tecnología son estudiadas ampliamente por las empresas que pretenden reducir al máximo los costes no relacionados con la generación de beneficio.

. Herramientas financieras de control tecnológico

La madurez de determinados mercados donde el incremento en la cifra de negocios no es tema baladí, hace que las empresas centren sus objetivos anuales en una reducción de costes más que en un incremento de los ingresos de la empresa. Las diferentes posibilidades que se tienen en tecnología son estudiadas ampliamente por las empresas que pretenden reducir al máximo los costes no relacionados con la generación de beneficio.

El gasto/inversión en tecnología es normalmente controlado gracias a herramientas financieras. Como acabamos de indicar, los responsables de los gastos en tecnología necesitan controlar la inversión tecnológica de los proyectos que lleven a cabo. A pesar del contexto en el cual nos encontramos, no todas las empresas controlan esta inversión de una manera rigurosa. En EE.UU, por ejemplo, el control de esta inversión se hace de diferentes maneras. Según una encuesta realizada en EE.UU, sólo el 30% de las empresas realizaban un análisis TCO frente un 29% que utilizaban un análisis de Pay back, mientras que sólo el 18% de los encuestados empleaban la fórmula del ROI para controlar la inversión. La gran mayoría se decantaba por análisis no-finan-cieros, como cumplir el proyecto a tiempo y, en presupuesto, reducción de costes o bien el incremento en productividad (-2-).

Aunque las herramientas más usadas son el TCO, el ROI y el Pay back, existen metodologías m u cho más complejas para analizar la inversión tecnológica. Estas herramientas habitualmente se usan en análisis de proyectos más complejos, donde la inversión tecnológica afecta a diferentes partes de la empresa, requiriendo, por ende, de modelos financieros costosos y personalizados, pero necesarios para el nivel de inversión que se maneja. Entre ellos, encontramos modelos basados en análisis cualitativo (Balance Score c a r d, Information Economics, Portfolio Mangement, IT Score card) o en análisis probabilístico (Real Options Valuation y Applied Information Economics)(-3-).

Nuestro análisis se centrará en el Total Cost of Ownership, ya que creemos es la herramienta financiera que más se acerca a reflejar el impacto de una tecnología sobre la cuenta de pérdidas y ganancias, así como el impacto en el cash-flow de la organización. El ROI está centrado en observar el retorno en la inversión que una implantación tecnológica tendrá en la cuenta de pérdidas y ganancias de una empresa. La gran mayoría de las implantaciones tecnológicas no permiten estimar de una manera fiable cuál será la rentabilidad que la organización obtendrá por el hecho de implantar una tecnología. Por su parte, el Pay back de una empresa se centra en observar el tiempo medio en que se recupera una inversión realizada. Para determinadas implantaciones, este cálculo es algo subjetivo, de ahí que nos centremos en que un manager de institución puede entender y calcular en base a su conocimiento: el TCO.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.