Los 10 tipos de desarrollador web más comunes - Parte 1

¿Cuántos desarrolladores conoces en tu vida? Si trabajas junto a un grupo de ellos, es posible que notes que tienen peculiaridades o personalidades particulares que son facilmente agrupables. Y eso es lo que voy a hacer con este artículo, categorizar a los desarrolladores web basándome en sus personalidad o su manera de ser. Como ya sabéis, los desarrolladores tienen sus propias preferencias y cuentan con estilos de trabajo muy diferentes - incluso teniendo el mismo puesto. Vamos a echar un vistazo a los 10 tipos de desarrollador web más comunes que te puedes encontrar en un empleo. A ver si eres capaz de detectar, o a ti mismo, o a uno de los colegas con los que sueles desarrollar. Hemos separado este artículo en dos partes para que no se haga muy extenso:

Los puristas

Los puristas, por definición, son personas que sienten un cariño especial por las normas tradicionales, por lo de toda la vida, por las cosas que están hechas a base de esfuerzo y perseverancia. Seguro que conoces a más de un purista, son precisamente ese tipo de desarrolladores que no están muy interesados ​​en el uso de frameworks y librerías. No ven ningún problema en utilizar lenguaje puro y maneras tradicionales de programar; de hecho, se mosquean cuando, en proyectos ajenos, se topan con un framework o una librería para llevar a cabo alguna función. Si acaso utilizan una librería, debería estar implementada por ellos mismos.

Ojo, esto no quiere decir que no sepan utilizar frameworks o conozcan alguna librería. ¿Cuando les preguntan que por qué traiciona sus principios de esa manera? Casi siempre responden con la típica frase de - a ver quien es el guapo que no pone en el currículum que tiene experiencia en jQuery-. No importa cuantas veces les digas que utilizan desarrollos de terceros optimizaría tiempos, son cerrados de mente.

Los hacedores

Aunque también podrían llamarse los máquinas. Que todo el mundo tiene que hacer su trabajo es una cosa que está clara, pero para los hacedores, su lista de prioridades empieza con el trabajo hecho. Puedes apostar a que cuentan con los últimos y más rápidos frameworks, librerías y el flujos de trabajo establecidos. Tienen módulos prefabricados para otros módulos (modulinception jeje), todos ellos ordenados para usarlos de manera rápida en sus proyectos.

Los hacedores moran en las start-ups implementando herramientas para mejorar la producción del equipo. Un síntoma revelador de que estás frente a un hacedor típico es el uso de algún task runner como grunt o gulp.

Los políglotas

Los poliglotas son los que conocen y utilizan varios lenguajes de programación; algunos lenguajes de los que conoce son incompatibles y otros simplemente ya se quedaron anticuados. Dicho esto, como todos sabéis, trabajando en el desarrollo web es imposible depender de un solo lenguaje de programación; no se puede escapar de ese destino, incluso si eres un desarrollador backend. Por lo que sólo cuando se sabe al menos 4.5 lenguajes de programación, se llega a presumir de que eres un políglota.

La mayoría de los políglotas lo son debido a su situación de trabajo y no por elección. No todas las empresas llegan a tener desarrolladores frontend separados de los diseñadores, o desarrolladores front-end de los backend. Son programadores multiuso, por así decirlo. De todas maneras, estos especímenes se acercan siempre a un nuevo lenguaje con mucha más confianza que cualquier otro y aprenden muy rápido. No, aún no te impresiones por su capacidad de aprendizaje, ya que, como pasa casi siempre, salvo honrosas excepciones, los políglotas conocen muchos lenguajes, pero no llegan a ser expertos en ninguno.

Los perfeccionistas

¿Qué te viene a la mente cuando digo programador perfeccionista? Pues no, no me refiero a los que pretenden escribir a la perfeccion sin errores en el código. Los verdaderos perfeccionistas son aquellos que van más allá de la codificación. Me explico, son los que comentan sus códigos, prestan atención al nombre de sus variables y crean la documentación de sus proyectos aka el trabajo sucio (entre otras cosas).

Seamos realistas, ¿cuándo fue la última vez que viste un comentario detallado o escribió un manual para el software desarrolló? Seguramente hará mucho tiempo, a menos que seas otro de esos perfeccionistas. Son una rara avis en mi opinión. La mayoría de los desarrolladores no prestan atención a la documentación (aunque ya sabéis que la documentación es realmente importante).

Los artísticos

En términos de desarrollo web, digamos que su lengua materna es el CSS. Formas, colores, animaciones, filtros y todo ese asunto visual para ellos es lo más. ¿Quieres saber donde habitan? Date una vuelta por Codepen y encontrarás su hábitat natural.

No son diseñadores, o tal vez si, pero a nivel de empleo son desarrolladores. Expresan su arte con código en lugar de con programas de diseño como Adobe Illustrator o After Effects. Emparejarlo con un diseñador es como untar mantequilla con pan, una combinación suave y deliciosa.

Y hasta aquí la primera parte de los 10 tipos de desarrollador web más comunes. En breve tendréis la segunda parte, en la que desgranaremos los otros 5 tipos de desarrollador restantes. ¡Un saludo y feliz código!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.