¿Qué musica escuchar mientras estás programando?

Hoy me he topado con una página web sin querer que me ha hecho replantearme un tema que, la verdad, no le había dado muchas vueltas y es bastante importante. La página en cuestión es musicForProgramming.net y hablaremos de ella más adelante. El caso es que, me he dado cuenta que una buena ambientación es muy importante para estar concentrado y sobre todo creativo. Lo había leído en otros artículos de artistas como escritores y dibujantes, los cuales escuchan música mientras están desempeñando sus labores y, según dicen, potencia sus habilidades. Investigando sobre otro artículo que ya está publicado me he encontrado con esta web, como si ella me hubiese estado buscando, como si hubieramos estado predestinados a encontrarnos, y ahora os cuento porqué, pero la verdad, me ha trastocado un poco mi manera de trabajar y lo quería compartir con todos vosotros.

Por regla general no escucho música mientras trabajo. No es porque no me guste la música, todo lo contrario, soy un auténtico melómano y toco unos cuantos instrumentos. Si por mi fuera estaría todo el día escuchando y tocando música, lástima que no sea tan bueno como para ganarme la vida. El caso es que, para desarrollar, no me gusta ponerme música. ¿Por qué? Pues porque me desconcentro muy fácilmente y no soy capaz de pensar con claridad cuando estoy escuchando música. También lo había intentado con podcats, pero ya os podéis imaginar el resultado... Acabo prestando más atención a lo que me están contando aquellos personajes de la radio que a lo que de verdad debo prestar atención. Hace tiempo que saqué como conclusión que necesito de un silencio sepulcral para programar cómodamente. No sé si habrá influido que, en los anteriores empleos que he tenido, eran como una tumba y casi no se hablaba para no distraer al compañero. Yo, cuando empecé en esos trabajos, veía eso como demasiado extraño. Ahora con cierta edad lo comprendo y lo comparto. Me encanta el silencio, y sobre todo cuando estoy practicando mi arte, el arte de programar.

Pero como os decía anteriormente, hoy me he tropezado con una piedra en el camino. Una piedra que ha hecho que me caiga de bruces contra mis sólidos principios, resquebrajándolos cual cristal. Ha sido cuando estaba buscando información sobre un tipo de encriptación, cuando he visto un enlace que me he dejado intrigado. El enlace decía Music for Programming, que en castellano sería, Música para programar. En mi monólogo interno se estaba produciendo un intenso debate, por un lado sabía que eso no era para mí, ya había probado demasiadas veces y nunca había funcionado, pero por otro lado pensaba, ¿y si sí funciona? ¿Y si en realidad es como aquellos artículos que había leído de otros artistas que se inspiraban escuchando música? Yo también quería eso.

He entrado en la web en cuestión y me he quedado perplejo por dos motivos. El primero ha sido el diseño de la web. Para nada me la esperaba así con ese estilo tan "del mundo de la programación". Y el segundo, por la sencillez de su funcionamiento. Antes de pinchar, creía que el enlace me iba a llevar a alguna de estas listas de Spotify que son para potenciar la concentración y demás (cosa que también probé en su día y tampoco resultó) pero no, era otra cosa.

Cuando entramos en la página musicforprogramming nos encontramos ante el típico GUI que utilizamos para programar. Con su remarcado de sintaxis, sus funciones y su clásica Courier. Y el primer pensamiento es, ¿pero esto qué es? Cuando ya empezamos a leer nos damos cuenta del trampantojo, son listas de reproducción encubiertas bajo una capa de código fuente. En realidad hay 35 playlists, no me ha dado tiempo a escucharlas todas ya que hay algunas que duran una barbaridad, pero he escuchado unas cuantas. Sí amigos, he hecho el experimento.

De primeras, cuando ha empezado a sonar la música me he dado cuenta de que no es mi estilo predilecto, pero he pensado, - vamos Jorge, vamos a darle una oportunidad -. Dicho y hecho. He abierto mi editor de código y he avanzado en un proyecto que tengo a medias mientras escuchaba la música. El resultado no podía haber sido más favorable. Esta música te envuelve en una atmósfera de la que no puedes escapar, ni tampoco quieres. Parece potenciar ese componente de lógica y creatividad que reside dentro de cada programador. Para mí, ha sido la panacea, mi zapato de cristal, mi bola de dragón. Por eso os decía al principio que estábamos destinados a encontrarnos, porque había pasado mucho tiempo buscando esa música que me viniera bien en mi labor de desarrollador, y tras más de 10 años ejerciendo, aún seguía huérfano. Hasta el día de hoy...

Solo quería compartir con vosotros esta experiencia que he tenido hoy fusionando la música y la programación. Dos artes que, a mi modo de ver, se pueden fusionar correctamente, solamente hace falta saber el modo adecuado. Y vosotros, ¿escucháis música mientras desarrolláis vuestros proyectos? ¿Qué tipo de música? Indícanoslo en los comentarios...

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.