Redirección con HTML

En muchas ocasiones, siendo la más común una mudanza de URL, se necesita redireccionar a los usuarios de una dirección a otra. La forma más sencilla de hacerlo es empleando etiquetas HTML.

Un ejemplo de redirección

Para ver como funciona el asunto puedes ver el siguiente ejemplo. La página que acabas de ver, y que te devuelve a ésta, utiliza el siguiente código:

<HTML>
<HEAD>
  <TITLE>Redireccionado con HTML</TITLE>
  <META HTTP-EQUIV="Refresh" CONTENT="5; URL=/html/articulo/tw_redireccion2/">
</HEAD>
<BODY>
<P>Bla, bla, bla,...
</BODY>
</HTML>

Al terminar el navegador de bajar la página de Internet, el navegador esperará el número de segundos indicado en la cifra situada dentro del atributo CONTENT, para posteriormente enviarte a la dirección indicada en ese mismo atributo, pero tras el punto y coma, la palabra clave URL y un símbolo de igual.

Personalizando la redirección

Esta técnica, la verdad, sólo tiene dos opciones de personalización: cambiar el lapso de tiempo que transcurre entre la carga de la página y la redirección y el cambio de la dirección que finalmente verá el usuario. Es frecuente, por ejemplo, indicar la carga de la misma página que estamos viendo; es así como funcionan muchas páginas del tipo de "retransmisiones en vivo"; se recargan a sí mismas cada cierto tiempo.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
ARTÍCULO ANTERIOR

¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.