App Nativa o Web App, ¿Qué es mejor para mi proyecto?

Empezar un nuevo proyecto empresarial no es nada sencillo. Se necesita mucho tiempo y una gran idea para lograr el éxito. Para conseguir esto es muy importante hacer uso de todas las herramientas que tengamos a mano, y el mundo de Internet y dispositivos móviles se ha convertido en una de las más importantes que no puede ser obviada en cualquier proyecto que iniciemos.

Hasta la llegada de los dispositivos móviles con posibilidad de navegar por la red, se decía que en todo negocio era fundamental disponer de una página web para poder llegar a un mayor número de personas. Hoy en día esto sigue siendo necesario, pero los nuevos dispositivos móviles permiten, además de poder navegar desde cualquier parte, la posibilidad de poder instalar aplicaciones. Es aquí donde surge la pregunta, de si al igual que pasa con los portales webs, este tipo de aplicaciones también son necesarias para garantizar el éxito del negocio.


La respuesta que podemos dar a esta pregunta, es que ninguna es mejor a la otra. Apostar por alguna de ellas o por las dos depende del proyecto que tengamos entre manos. Aunque las dos son buenas herramientas, existen claras diferencias, que son las que pasaremos a ver a continuación.

Web App

Una Web App no es otra cosa que una página web diseñada utilizando HTML5 y CSS 3 para que se vea de forma correcta en cualquier dispositivo, independientemente del tamaño de pantalla que se utilice. Para su uso, no hace falta instalar ningún tipo de aplicación, únicamente acceder por medio de un navegador.

Para poder acceder a su información, es necesario contar con una conexión de datos.

Este tipo de herramientas se recomienda para todos aquellos proyectos que están en sus fases iniciales.

App Nativa

Una de las principales diferencias respecto al caso anterior, es que este tipo de herramientas son desarrolladas para un sistema operativo en concreto (iOS, Android…) aunque generalmente suelen estar disponibles para más de una plataforma. Para construirlas, se hace uso del lenguaje nativo de cada una de las plataformas, como puede ser Java en el caso de Android u Objective-C en el caso de iOS.

Otra de las diferencias es que para su uso no hay que utilizar el navegador del dispositivo, sino que hay que descargarse una aplicación e instalarla en nuestro terminal. Como ventaja decir que este tipo de aplicaciones, en ocasiones, se puede utilizar sin conexión de datos, aunque para recibir las actualizaciones de información será necesario contar con ella.

Este tipo de herramientas son muy recomendables si queremos que los usuarios puedan acceder a los datos incluso en esos casos en los que no hay conectividad.


Conociendo esto, apostar por una u otra ya es cuestión de lo que busquemos y del presupuesto con el que contemos, pero suele ser una buena opción empezar por la primera opción y si nuestro negocio va como esperamos, entonces apostar por el desarrollo de nuestra App Nativa.
COMPARTE ESTA NOTICIA

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +