¿Desarrollas apps Android en Windows? Microsoft te ha escuchado

Bien es sabido que Microsoft ha desistido en su intento por imponerse a Android, tomando la inteligente decisión de unirse a el. Ya hemos apreciado el evidente acercamiento de la multinacional estadounidense a la plataforma de Google con aportaciones como su gran preciado Office, y ahora quiere hacerse hueco en el foco del éxito de la plataforma: Los desarrolladores.

Hace unos meses, Microsoft decidió sacar pecho en su terreno y lanzar un emulador de Android para Windows funcionando bajo sus librerías, aprovechando la falta de rendimiento del emulador oficial de Google. Aunque éste sistema era bastante completo y conseguía una buena fluidez al utilizar tecnologías como Hyper-V y basarse en la arquitectura x86 (en lugar de la ARM), tenía una gran desventaja: para poder utilizarlo, debíamos descargar toda la suite de Visual Studio y además desarrollar en la misma.

Microsoft nos escucha

Parece que Microsoft está escuchando lo que los desarrolladores queremos, y ha lanzado una versión Standalone (Independiente) del Visual Studio Emulator for Android, con la que no tendremos que instalar la pesada suite de Visual Studio para poder utilizarlo.

La mayoría de los que nos dedicamos al desarrollo en Android no vamos a prescindir de las herramientas que nos proporciona Google, y que está madurando notablemente, para pasarnos a Visual Studio. Microsoft lo sabe, y por ello ahora podemos integrar su emulador en las plataformas de desarrollo nativas: Eclipse y Android Studio.

Para que sea posible ésta integración, debemos utilizar el método que ya empleaban otros emuladores como Genymotion: mediante el ADB se crea una conexión virtual al dispositivo emulado y éste es reconocido como un dispositivo físico conectado al USB.

No todo podía ser bueno

De momento todo parece la panacea, pero como todo en esta vida, siempre hay algo malo. El emulador no incluye los Google Play Services, que en la práctica son parte de muchas apps que desarrollamos, y que puede ser el motivo de que muchos desarrolladores no cambien este emulador por el AVD nativo.

Además, al ser una plataforma creada por un tercero, la liberación de actualizaciones del SDK será más lenta que la oficial de Google, punto menos relevante pero que hay que tener en cuenta a la hora de plantearnos el cambio.

Desde mi punto de vista, y pese a mi poco aprecio a Microsoft, creo que este esfuerzo por centrarse más en los desarrolladores en lugar de imponer su marca dice mucho sobre ellos. Esperemos que esto siga así y el futuro del desarrollo en Android sea la cooperación, que en teoría es la base de la filosofía de la plataforma.
COMPARTE ESTA NOTICIA

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
SIGUIENTE NOTICIA