Nuevo Ubuntu 7.10 lista para descargar

La nueva versión 7.10 de esta distribución, cuyo nombre es Gutsy Gibbon* ya está disponible en Internet para su descarga libre y gratuita desde la semana pasada en versiones desktop y servidor, y también con sus correspondientes variantes oficiales (Kubuntu, Edubuntu y Xubuntu).

La versión de escritorio, la más popular de la familia, es la que incorpora las novedades más vistosas, empezando por los efectos gráficos de nueva generación gracias a Compiz Fusion, el compositor de ventanas más avanzado actualmente para sistemas Unix/Linux y que permite ofrecer resultados similares a los que da el entorno gráfico del Mac OS X. Compiz Fusion sólo se activará por defecto en aquellas computadoras en los que la tarjeta gráfica pueda soportar correctamente los cálculos necesarios, y para el resto podrá activarse manualmente.

También se ha mejorado el soporte para monitores externos en el caso de los laptops y múltiples monitores para los desktops, una funcionalidad en la que Canonical hace especial hincapié.

El reconocimiento de hardware mejora con cada nueva versión de cualquier distribución GNU/Linux, y Ubuntu 7.10 no es una excepción. El reconocimiento de tarjetas de red inalámbricas y de impresoras es lo que se ha trabajado más.

Si instalamos Ubuntu 7.10 en un ordenador junto a un sistema Windows que a su turno se encuentra instalado en una partición NTFS, podremos no sólo montar dicha partición y leer sus contenidos, si no también escribir en ella. Esta es una novedad muy interesante y se la debemos a NTFS-3G, un proyecto independiente y disponible para varias distros que ha conseguido añadir al sistema del pingüino una funcionalidad largo tiempo ansiada. Y es que hasta hace poco, las particiones formateadas con NTFS solamente eran accesibles para su lectura.

Esta nueva versión también incluye un sistema de búsqueda avanzado similar al Spotlight de Mac OS X o al Google Desktop Search, que nos permitirá buscar nuestros documentos según diversos criterios.

Finalmente, y como nuevas funcionalidades de la versión desktop, destacar también la instalación automática de diversos plug-ins en el navegador web Firefox, validados por Ubuntu y cuyo objetivo se centra en proporcionarnos una navegación más rica.

En la versión servidora de la distro se mejoran la seguridad y la estabilidad, además de añadir novedades en lo que respecta a la virtualización -¡cómo no!- con un kernel preparado para la creación de virtual appliances, una filosofía en la que Canonical parece creer.

En el apartado de seguridad se añade la presencia de AppArmor, un software de seguridad mantenido hasta este pasado septiembre por Novell y que con la apertura de su código fuente y cesión a la comunidad de desarrolladores, está ahora disponible para otras distribuciones además de SuSE.

La compatibilidad con clientes y otros servidores Windows también se ha visto mejorada en servicios de nombres LDAP y compartición de archivos mediante Samba.

Ubuntu 7.10 será mantenida durante 18 meses, lo que no la convierte en una LTS (Long Time Support).

Más información:

Ubuntu
http://www.ubuntu.com/

* todas las versiones de Ubuntu llevan el nombre o el mote de algún animal de Sudáfrica y, en éste caso, Gutsy Gibbon es una especie de mono.

fuente: diariored

COMPARTE ESTA NOTICIA

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
NOTICIA ANTERIOR