10 claves que os ayudarán a crear una web perfecta

Nadie duda de la importancia que tienen las páginas web para cualquier empresa. Se ha convertido en su principal carta de presentación, el lugar perfecto para dar a conocer a los potenciales clientes sus servicios y productos que ofrecen.

Hoy en día, no hace falta ser un experto programador para diseñar una web, ya que es posible utilizar algún tipo de creador de página web que permite diseñarla de forma visual, sin tener que teclear nada de código, aunque siempre está la opción de acudir a alguna empresa especializada en el diseño de páginas web, aunque la inversión será mayor.

Independientemente de la opción por la que os decantéis, es importante tener presente una serie de claves para garantizar una web perfecta. Sigue leyendo y descubre cuales son estas claves.

Diseño atractivo

Lo primero de todo, a la hora de poner en marcha una web, es que esta cuente con un diseño atractivo para conseguir mejores resultados. Este diseño es fundamental para conseguir una imagen de web profesional, y para ello, no hace falta gastarse mucho dinero. Las herramientas que permiten crear páginas web sin tener conocimiento de programación, ofrecen numerosas plantillas ya predefinidas para todo tipo de sectores. También es posible comprar plantillas ya diseñas que son muy económicas.

Hay que tener presente que el diseño de la web no solo es cuestión de gusto, sino que también incide en la usabilidad del sitio.

Diseño responsive

Además de contar con un diseño atractivo, es importante asegurarse de que sea un diseño responsive, es decir, que el diseño se adapte de forma precisa a todo tipo de pantallas, independientemente del tamaño de estas. Esto es algo esencial, hoy en día, ya que cada vez es más habitual navegar desde el Smartphone o la tablet.

Colores de la web

En relación también con el diseño, la elección de los colores es otra de las cosas que resulta primordial para que la web sea perfecta. En este caso, es importante jugar con la psicología del color, y aunque siempre se ha dicho que “para gustos los colores”, a la hora de utilizarlos en una web no todo vale. Para el diseño, es necesario seguir una serie de reglas básicas, empezando por el uso de tres o cuatro colores como mucho.

A la hora de utilizarlo, algo lógico sería de la siguiente forma:

  • Color de fondo: Debería tratarse de un color claro que se encargue de aportar luz al diseño. Los blancos y los grises funcionan muy bien para esto.
  • Color predominante: Aquí dependerá de la imagen de tu marca, pero debería ser un tono algo más llamativo que combine bien con el color de fondo elegido.
  • Color para captar la atención: En este caso, lo recomendable sería utilizar colores más llamativos para los botones o las llamadas de acción.

Optimiza la experiencia de usuario

Cuando hablamos de la experiencia de usuario, nos estamos refiriendo a las sensaciones que tienen los visitantes que entran en la web. Por defecto, si la experiencia es positiva, lo más probable es que los usuarios permanezcan más tiempo en ella, lo que se traduce en un aumento de las posibilidades de conseguir ventas.

Para optimizar esta experiencia, son muchos los aspectos a tener en cuenta. Entre los más importantes están:

  • Un buen diseño web.
  • Buena usabilidad del sitio, donde la navegación sea sencilla.
  • Velocidad de carga.
  • Legibilidad.
  • Imágenes utilizadas.
  • La forma de describir tus productos o servicios.

Menú de navegación adecuado

Que un sitio web sea perfecto, no implica que tenga que tener una estructura compleja, más bien todo lo contrario. Hay que tener en cuenta que el tiempo es muy valioso, de forma que los usuarios quieren acceder a la información que buscan en pocos segundos. Por este motivo, el menú de navegación de cualquier web debería ser sencillo y ágil.

La importancia de las imágenes

Como muchas veces habrás oído decir, una imagen vale más que mil palabras. En el diseño de cualquier web, utilizar elementos multimedia es fundamental para lograr los objetivos y conseguir una buena experiencia de usuario. Estas imágenes deberían ser capaces de hablar por sí solas, y para ello es importante que sean de calidad. Nada de imágenes pixeladas o con relieve.

No olvidarse del SEO

El SEO se ha convertido en parte importante de cualquier web si quiere aparecer en las primeras posiciones de los buscadores. Para conseguir este objetivo, es importante tener en cuenta el SEO desde el primer momento en el que se empieza a diseñar la web. En este sentido, es necesario tener cuidado con los textos, las descripciones, los nombres de las imágenes, las palabras claves y cualquier otra cosa que afecte al posicionamiento.

Información de interés

La información es uno de los factores más relevantes dentro de cualquier página web. Cuando alguien visita un portal, lo que busca es una completa información de aquello que necesita. Además de la información sobre los productos y servicios ofrecidos, no hay que olvidarse de mostrar información sobre la compañía o la forma de contactar con ella.

Presencia de las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en poderosas herramienta para crear un vínculo entre empresa y usuarios. Por este motivo, dentro del diseño de la página, no debemos olvidarnos de incluir aquellos iconos de las redes sociales donde la compañía tenga presencia, así como botones para compartir el contenido.

Apostar por un blog

Aunque todavía son muchas las empresas que no quieren añadir un blog a su página web, debes saber que esto es un gran error. Está comprobado que se trata de uno de los mejores canales de marketing online que permite mejorar la imagen de marca, atraer tráfico y potenciar la relación con los usuarios.

Poniendo en práctica estos trucos y consejos seguro que consigues hacer que tu sitio web sea fantástico y tu empresa tenga la imagen adecuada en Internet.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.