¿Cómo mantener la seguridad en un sitio web? 9 consejos fundamentales

El término “seguridad web” ha crecido mucho en el último tiempo. Esto se debe a que, a pesar de todos los beneficios que tiene el uso de internet, cada vez son más las personas estafadas o a las que le roban la información. Como propietario de un sitio web, es fundamental que protejas no sólo tu trabajo, sino también los datos de todos aquellos que deciden confiar en tí y navegar por el website.

Las vulneraciones a un sitio web se pueden presentar de múltiples formas: ataques DDoS, malwares, robo de datos por parte de hackers y mala utilización de los mismos. La realidad es que, en el mundo online, es necesario estar preparado para todo. Es por esto que, en este artículo, vamos a hablarte de 9 consejos que debes seguir para proteger tu web.

#1 Utiliza contraseñas seguras y aleatorias

Deja de colocar tu fecha de nacimiento o el nombre de algún pariente en las contraseñas. Para poder cuidar tu sitio, es necesario utilizar contraseñas que sean fuertes y seguras. Para esto, la mejor opción es utilizar generadores de claves aleatorias. Existen muchas herramientas gratuitas en internet que te ayudarán a proteger tus claves. Si tienes problemas para recordarlas, intenta llevar un registro (que no sea público, claro está).

#2 Adquiere un certificado SSL

La certificación SSL asegura que la comunicación que se establece entre el usuario y la web está cifrada con una llave a la que sólo el propietario del certificado tiene acceso. Este tipo de tecnología es muy útil para cuidar a tus visitantes. Además, se adhiere al protocolo HTTPS que te ayuda con el posicionamiento SEO del sitio web. ¡Todas son ventajas!

#3 Opta por servidores de almacenamiento que sean privados

Existen distintos tipos de almacenamiento web. Algunos hosting son compartidos (es decir que todos tienen acceso al mismo servidor), lo cual provoca cierta vulnerabilidad en la seguridad. Nuestra recomendación es que, si cuentas con un presupuesto limitado, optes por contratar un servidor VPS. Es mucho más seguro que uno compartido, pero el costo de mantención es menor al de un servidor de tipo dedicado.

#4 Instala un firewall

Firewall, o cortafuegos, es un sistema informático que se encarga de impedir los accesos no autorizados. Este tipo de sistemas suele ser similar a un antivirus (de hecho, algunos antivirus lo incluyen entre los servicios), pero en una segunda instancia. Si ingresó un malware y el antivirus no lo detecta, el firewall se encarga de “cortar” ese acceso para impedir que ingrese en tu web, tu computadora o la red.

#5 Mantén todos los servicios actualizados

Tanto la plataforma donde crees el sitio (como, por ejemplo, WordPress) como el servicio de hosting, deben estar actualizados constantemente. Las actualizaciones, por lo general, se encargan de resolver filtraciones en la seguridad. Es por esto que es tan importante mantenerlas a la orden del día. Si sabes que puedes olvidarte, intenta automatizarlas: elige un día a la semana para que las actualizaciones se realicen de manera automática.

#6 Realiza copias de seguridad de forma constante

A pesar de todas las precauciones que tomes, nadie es inmune a sufrir un ciberataque. Estos, dependiendo de la naturaleza, pueden hacer que pierdas toda la información histórica de tu web. Lo mejor que puedes hacer, para evitar futuros problemas, es realizar copias de seguridad o backups todas las semanas. Esto te será de utilidad para no perder todos los datos históricos sobre tus clientes, ventas o contactos. Debes tomar esto como una costumbre tan importante como actualizar precios o responder mensajes.

#7 Si puedes, opta por elegir la autenticación en dos pasos

La autenticación en dos pasos, además de pedir la contraseña de ingreso, requiere la confirmación del mismo a través de otro medio. Por ejemplo, Google pide que autorices el ingreso a tu cuenta a través de un mensaje de texto, un correo electrónico o una notificación en la misma aplicación. Al utilizar doble autenticación, si alguien roba tu contraseña, lo mismo no podrá ingresar con ella a ningún lado.

#8 Contratar un escáner de seguridad puede ser de gran ayuda

Los escáneres se encargan de indagar todo el sitio para ver si existe alguna vulneración a la seguridad. Este tipo de herramientas son muy importantes para que, en caso de que suceda algo, puedas descubrirlo rápidamente y actuar para que se cause el menor daño posible.

#9 No dejes de lado los roles de usuario

Muchos deciden utilizar un sólo usuario para gestionar toda la cuenta (ya sea la plataforma del sitio web, el hosting o algún otro servicio). Al utilizar roles de usuario, puedes saber el historial de modificaciones de cada uno de ellos. A la vez, dependiendo de la plataforma, se puede visualizar el horario en el que entró la persona y el dispositivo.

No importa que las medidas parezcan extremas. Mientras más cuides cada parte de tu sitio, menos riesgo sufres de convertirte en víctima de algún pirata web. ¡Cuida tu web y cuida a tus clientes!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.