Consejos para lidiar con el estrés en la industria digital

Es muy habitual en la industria digital sufrir estrés: plazos muy ajustados, problemas de comunicación con los clientes, condiciones de trabajo no apropiadas, son solo algunos de los problemas con los que te encontrarás en algún momento si formas parte de esta industria.

Si encima trabajas de freelance, esto pasa de guatemala a guatepeor: menos seguridad financiera, incertidumbre sobre los próximos proyectos, problemas graves para encontrar el equilibrio adecuado entre trabajo y vida.

En este pequeño artículo trataremos ciertos conceptos básicos para que puedas lidiar con el estrés de una mejor manera. Es decir, el estrés seguirá estando ahí, pero te ayudaremos a sobrellevarlo de manera eficiente.

Entender el estrés

Todo comienza con la comprensión de cuándo sufrimos estrés exactamente y cómo se manifiesta.

Hay muchas razones para sentirse estresado, aunque la causa principal suele ser la ansiedad por "algo". Es posible que tengas problemas para concentrarte en actividades no relacionadas con el trabajo como comer, dormir y relajarte debido a que estás preocupado por tu trabajo.

Ser consciente de que estás estresado es el primer paso para reducir la ansiedad que estás experimentando. A continuación, describo algunos métodos que pueden ayudarte a reducir el estrés.

Mindfulness

Ser más "mindful" o consciente te ayudará a sentirte con el control de tus emociones. Puedes lograr un estado de mindfulness siendo consciente del momento presente en vez de distrayéndote por eventos pasados o futuros.

Cuando estamos estresados, nuestra mente se acelera y tratamos de apagar mil y un fuegos. Ocupamos nuestra mente con tareas futuras y pasadas en lugar de lo que realmente tenemos que hacer en ese momento. Por eso, en ciertos momentos, la pura ansiedad te congela para hacer cualquier trabajo.

El truco es centrarte en lo que está en tu mano. Respirar. Cerrar las aplicaciones y pestañas del navegador que no te aporten nada, limpiar tu escritorio y eliminar las distracciones. Concéntrate en la tarea más importante que esté a tu alcance y comienza a trabajar.

Pensamiento pragmático

Otra solución es eliminar la emoción de la ecuación. Esto es algo que no vale para todo el mundo, ya que muchas personas son muy emocionales por naturaleza.

Cuando hablamos de "pragmatismo", hablamos de centrarnos en los hechos en cuestión para descubrir la manera más racional de lograr lo que se quiere lograr. Algunas de las razones por las que nos estresamos son puramente emocionales, como el temor de no encontrar proyectos cuando somos freelance. Si, por ejemplo, no te ha ido nada mal el año pasado encontrando clientes, ¿por qué preocuparse?

Enumeración de problemas y soluciones

Directamente relacionado con la noción de pensamiento pragmático, tenemos la enumeración de problemas y soluciones. La idea es enumerar todos los problemas que te causen estrés en un papel.

Ahora, debes pensar en posibles soluciones para resolver estos problemas. Por ejemplo, si estás estresado porque se te comen los plazos, puedes definir diferentes soluciones. Quizás puedes intentar mover o extender una fecha límite y sugerirle al cliente que tomarse un tiempo extra le vendrá de perlas al proyecto para que el resultado final tenga una mayor calidad.

Comunícate de manera transparente, sé breve sobre el problema en cuestión y colabora para encontrar una solución.

Si tu trabajo te causa ansiedad, no puedes resolverlo por ti mismo, algo está muy mal y necesita cambiar, respira hondo. Ya sea para encontrar un trabajo diferente, enfrentar a su jefe o despedir a un cliente, en una situación así, las mediciones drásticas te proporcionarán mucho más alivio que ahogarte en el estrés. Si no puedes más con la situación, da un volantazo.

El peor de los casos

Otro ejercicio útil es pensar en el peor escenario posible y definir soluciones potenciales para superar dicho obstáculo.

“¿Qué pasa si me despiden o pierdo un proyecto mañana? ¿Quién más podría tener un trabajo para mí? "

Por lo general, cuando pienses en el peor de los casos, te darás cuenta de que realmente tampoco es tan malo. Presumiblemente seguro que gozas de buena salud, tienes acceso a alimentos, un techo sobre tu cabeza y, lo más importante, tienes personas cerca que te quieren.

Si te despiden mañana, podrás empezar con una nueva vida. Si pierdes un proyecto o estás encallado buscando uno, ¿has probado a llamar a anteriores clientes para ver si tienen algo que te pueda interesar?

Date un paseo

De lejos, una de las soluciones más efectivas ante el estrés es también la más simple: salir a caminar, preferiblemente fuera.

Esto de caminar como que no suena muy compatible con trabajar, ¿verdad? Si lo piensas bien, siempre hay cosas que hacer, así que siempre será mal momento. Por lo que, déjate de líos y date un paseo.

Salir a tomar un café o pasear por la calle reajusta tus pensamientos (definitivamente recomendaría escuchar música; esto evita rayarte sobre el mismo tema una y otra vez).

Un poco de aire fresco y el hecho de haber visto algo más que la pantalla de tu ordenador pueden hacer cosas sorprendentes para tu ritmo cardíaco y tu cordura.

Recuerda que tu energía mental funciona de manera muy similar a un pulmón. Está el movimiento de inhalar y exhalar. Para tu energía mental, es lo mismo. Hay momentos de trabajo concentrado y tiempos para tomarse un descanso. Personalmente, recomiendo pasar un máximo de dos horas de concentración ininterrumpida.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.