OpenOffice o LibreOffice: ¿Cuál es mejor?

Todo el mundo conoce la suite ofimática de Microsoft Office. La mayoría de las personas solemos utilizar sus programas más destacados (Word, Excel o PowerPoint), aunque estamos hablando de una suite de pago nada económica. 

Por suerte, hoy podemos encontrar otras opciones de gran calidad que te permitirán acceder a hojas de cálculo, procesadores de textos y presentaciones de diapositivas de forma gratuita. Dos de los software más populares con los que poder sustituir Microsoft Office son Openoffice y LibreOffice. ¿Quieres saber en qué se diferencian y cuál es mejor?

Openoffice y Libreoffice a grandes rasgos

OpenOffice se presentó al mundo como una alternativa a MS Office. Sin embargo, con el tiempo, unos desarrolladores crearon otra suite partiendo de su código fuente, dando lugar a LibreOffice.

Por lo tanto, LibreOffice no es más que un programa obtenido a partir de OpenOffice. Se trata de un derivado que poco a poco ha ido adquiriendo su esencia para diferenciarse claramente de su competidor. De hecho, aunque compartieron el mismo código y tenían muchos parecidos entre sí, ambos han ido adaptándose a los nuevos tiempos. ¿Quieres saber en qué se diferencian y cuál es mejor para ti?

¿Cuáles son sus diferencias más significativas?

A continuación vamos a nombrar algunos de los aspectos más relevantes y establecer diferencias entre uno y otro programa. De ese modo, te será más sencillo elegir en base a tus necesidades.

  • Interfaz. OpenOffice conserva su interfaz característica, mientras que LibreOffice cuenta con una pantalla diferente dotada de un panel lateral. Ambas tienen ciertas similitudes, aunque la interfaz de LibreOffice destaca por ser más moderna y cuidada. Además, podrás personalizar su apariencia para que sea similar a la interfaz de Microsoft Office, Ribbon. 
  • Programas y características. Ambos software disponen de las mismas herramientas: procesador de textos, hojas de cálculo, software de dibujo, base de datos, fórmulas y programa de presentación de diapositivas. Ahora bien, LibreOffice cuenta con plantillas integradas para mejorar su funcionalidad, mientras que en OpenOffice tendrás que bajarlas e instalarlas. Además, con respecto a las hojas de cálculo, LibreOffice ofrece un programa mucho más avanzado.
  • Formatos compatibles. Ambos emplean Open Document Format u ODF para guardar los documentos en un formato que sea compatible con cualquier programa. Ahora bien, LibreOffice supera a OpenOffice en cuanto a su compatibilidad con Microsoft Office. Mientras que OpenOffice permite abrir pero no guardar los documentos de Office, LibreOffice abrirá mejor los documentos, sin cambiar su aspecto original, y te permitirá guardarlos.
  • Consumo y rendimiento. En este aspecto, OpenOffice se pone a la cabeza, y es que mientras LibreOffice carga toda la suite en la memoria, OpenOffice solo lo hace con el programa utilizado. Esto reduce significativamente el consumo con respecto a su competidor y hace que funcione mejor, principalmente si se trata de un ordenador antiguo.

En resumen, LibreOffice sigue mejorando y evolucionando, mientras que OpenOffice se encuentra algo estancado. Además, LibreOffice está casi a la altura de Microsoft Office, aunque no debemos olvidar que consume más memoria RAM que su rival. Si ya te has decidido por uno de ellos, podrás descargarlo fácilmente a través de una plataforma de descargas como Softonic. No lo dudes y descarga LibreOffice para conocer todas sus funcionalidades.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

ENVIAR A UN AMIGO
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
COMPARTIR EN GOOGLE +
¡SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR!
Conéctate o Regístrate para dejar tu comentario.