LIDERAZGO Y PARADIGMAS ACTUALES

GONTRAN CAMPUZANO HERNANDEZ
15 de Noviembre del 2007
Liderazgo y los paradigmas actuales

El impacto que en el entorno generan los líderes y ocupantes de sillas con poder, tanto en organizaciones como en la sociedad y finalmente en el mundo ciertamente alguien con autoridad ocupando una silla con poder, sin ser líder puede impactar la organización, la prueba de su liderazgo la tendrá dicho “jefazazo”, una vez que deje de estar en la silla del poder o ya no tenga recursos económicos para comprar a sus seguidores, mientras sea porque desarrolle sus habilidades de liderazgo o porque tenga autoridad, es posible analizar su impacto en el entorno directo e indirecto de sus tareas.

Los parámetros para evaluar dicho impacto son:

• Desarrollo auténtico de los colaboradores: se refiere a cómo el líder o jefe influyó en la vida y carrera de sus colaboradores, crecieron como personas y profesionales, su vida se volvió más plena y apasionante.
• Mejor mundo: la persona dejó un mundo mejor en el sentido amplio de la palabra, mejores productos y servicios, mejor comunidad en aspectos ecológico y de responsabilidad social, mejores instituciones y métodos, que mejoran la humanidad.
• Prosperidad: generó valor en términos de desarrollo económico, sea en la empresa, en la sustentabilidad de una institución o en las personas a su alrededor en quienes derramó más riqueza.

Se hace evidente que un capo de la mafia o de una organización corrupta puede obtener mucho del tercero, aunque deteriore a los dos primeros, pero lo mismo puede ser un director general o diputado, quienes tienen impacto parcial y dejan excremento a su paso.

Por ello, para hablar de Impacto Integral es el desarrollo de las personas con las que se integra un mejor mundo lleno de prosperidad, los paradigmas actuales de liderazgo si bien son aprendizajes del pasado y constituyen un paso en la evolución, siguen siendo materia del paradigma actual del liderazgo, el cual está en crisis, basta dar un vistazo a los resultados de sociedades más desarrolladas para observar que esa manera de mirar el mundo ha producido si bien mejoras, nada que se refleje en un salto cuántico en la evolución del ser humano.
Considerando que la persona es un ser físico, mental y espiritual, cada una de estas dimensiones tienen su influencia, esta dimensión integradora a la que prevalece agrupando a las demás, si mencionamos que alguien es regido fundamentalmente por su mente, me refiero a que no deja de existir su dimensión espiritual o física (cuerpo), sino que esta es matizada, definida por el cristal mental.